martes, 29 de diciembre de 2009

LA LLEGADA DEL AÑO NUEVO


Cuando celebramos la llegada del año nuevo es muy sencillo, basta con sincronizar los relojes, esperar las 12 y alzar las copas. Pero definir ese preciso instante llevó miles de años; y la tarea todavía no está concluida.

Sin embargo, cuando la humanidad procedió a organizar el tiempo, los puntos de referencia más evidentes fueron los movimientos cíclicos de la luna y el sol; y así nacieron los conceptos de día, mes y año.

Día: Lapso entre dos pasadas del sol por el meridiano del lugar (o sea el medio día, cuando la sombra es más corta).


Mes: Lapso entre dos lunas llenas.

Año: Lapso entre dos pasadas del sol por un mismo punto celeste.

Sobre estas bases se definieron los calendarios más avanzados de las distintas civilizaciones. Pero las divergencias se plantearon cuando hubo que resolver un problema fundamental, que es la falta de correspondencia exacta entre esas unidades.

Los pueblos de Oriente y de Medio Oriente encontraron sus propias soluciones (alguna de las cuales mantienen vigencia hoy en día), por presión cultural y religiosa fue el calendario occidental el que se impuso en todo el mundo como convención para que nos entendamos entre todos.

Para los romanos el año comenzaba el uno de marzo, los agregados se hacían en febrero por que era el último mes del año. Esto explica la etimología de nuestros meses actuales: septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

En el siglo I a.C. Julio César encargó al astrónomo Sosígenes de Alejandría la misión de ajustar y ordenar el calendario. Este trabajo sobre el calendario solar definió doce meses, que empezaban en marzo con una secuencia alternada de 30 y 31 días, con excepción del último, febrero, que era de 29. Así se tenían los 365 días pertinentes, y para compensar el exceso de casi seis horas por año se agregaba un día más cada cuatro años. Poco después se decidió empezar el año en el mes de enero y con esto quedó definido el año juliano.

Para el siglo XVI el desajuste, percibido por vía de las festividades religiosas móviles como la Semana Santa, era tan grande, que el Papa Gregorio XIII sugirió los auxilios del astrónomo y físico Luigi Lilio, quien eliminó 11 días del calendario, con lo que en 1582, el almanaque pasó directamente del 4 al 15 de octubre.

El calendario así definido, se denominó Gregoriano por el Papa que lo propuso; y es el que nos rige actualmente. Si bien naciones católicas como Francia, Italia, Luxemburgo, Portugal y España, lo aceptaron de inmediato en 1582; otros como Grecia lo hicieron hasta 1923. Cuando el Reino Unido decidió acomodarse a este ordenamiento hasta 1752, y borró los 11 días excedentes según la recomendación de Lilio, la gente se amotinó en las calles para que se le devolviera parte de la vida perdida.

A pesar de todo, los problemas del calendario todavía no han terminado, y en las Naciones Unidas se acumulan más de un centenar y medio de proyectos para reemplazar el calendario gregoriano. Las principales objeciones son de tipo administrativo y financiero; pues los meses actuales tienen diferentes cantidades de días, empiezan en cualquier día de la semana, pueden tener cuatro y cinco domingos, etc. Lo cual es motivo de gran desorden para ciertos planificadores. Si estas propuestas prosperan, nadie sabe cuándo será el momento del brindis, tampoco si serán doce las campanadas y doce las uvas

Se aprovecha la oportunidad para transcribir un bello soneto del poeta Manuel S. Leyva Martínez; y que a la letra dice:

AÑO NUEVO

Fugaz instante como luz esquiva
dolor que exhibe matinal ceniza;
pensamiento sutil de leve brisa
y emotiva oración de alma furtiva.

Eso eres, Año Nuevo, en la cursiva
agonía decembrina o en la sonrisa;
del enero infantil que viste aprisa
traje del sol, oliendo a siempreviva.

Año Nuevo de rostro imponderable
con ropaje de sueño inevitable
y fragancia letal de Navidad.

Brindo por tu alegórica elegancia
por la plural conducta de tu infancia
y tu aroma nupcial de eternidad”.

¡Muchas Felicidades..!
-----
jailo38@yahoo.com.mx
www.costachicanuestra.blogspot.com


jueves, 24 de diciembre de 2009

¡Una Feliz Navidad!


JAIME LÓPEZ JIMÉNEZ

Navidad…época nostálgica; por lo que se fue, lo que no está con nosotros; el agridulce del ayer. Y por qué no pensar también que es un período de meditación y reconciliación. Hay personas que la conciben como una época de alegría, festejos, triunfos, bullicio, compras y fiestas.

En navidad, que si bien no nos inunda el blanco de la nieve, sí tenemos muchas luces de colores, árboles, nacimientos, posadas, piñatas, pastorelas y regalos.

Los antecedentes que se tienen acerca de la Navidad se remontan entre los años 320 y 353 en que se celebraba el nacimiento de Jesús. Se tiene conocimiento que, anteriormente los romanos celebraban a sus diferentes deidades en los días del 17 al 23 de diciembre, abandonando los negocios y ejercitando el arte de la cocina. El 25 era la fiesta pagana del sol.

La Biblia se refiere al Mesías como “Sol de Justicia”. Por ello, desde fines del siglo IV, en el mundo cristiano se celebraba la tradición de la Navidad el 25 de diciembre a excepción de las iglesias orientales –Grecia y Rusia- que las realizaban el 6 de enero con la fiesta “Teofanía”, o manifestación de Jesús como Dios. Sin embargo, por un error del monje Dionisio el Exiguo en el año 540 al calcular las fechas, Jesús no nació la noche del 24 al 25 de diciembre e incluso nació entre cuatro y seis años antes del inicio de la Era Cristiana. Sin embargo, simplemente diremos que la tradición cristiana es celebrar la Navidad del 25 de diciembre.

Los adornos navideños más tradicionales son nuestras flores de pascuas originales de estas tierras surianas, las piñatas, ramas, coronas, heno, faroles y las coronas de papel celofán, los cuales dan un peculiar encanto a la casa proporcionando un ambiente totalmente navideño.

Posteriormente se añadieron esferas y escarchas para dar un toque más vistoso a los adornos. Pero lamentablemente debido a la evolución que ha tenido nuestra civilización y a los cambios modernistas con la influencia extranjera que han implementado árboles navideños, nuestra tradición ha venido quedando atrás, ya que ahora lo que nos interesa son los adornos más llamativos o aquellos que luzcan más bonitos, perdiéndose el significado auténtico de nuestra navidad.

Los Nacimientos

Cuando nació Jesús, estaba tan llena la ciudad de Belén por los visitantes que acudían a cumplir la orden del emperador Augusto para empadronarse, que las posadas ya no tenían espacio para dar albergue. Como María estaba embarazada, se apiadaron de ella y la dejaron quedarse en un establo. Y ahí nació Jesús.

Fue San Francisco de Asís fundador de la orden franciscana, el iniciador de los nacimientos entre 1200 y 1226. Se cuenta que siendo apóstol, recorría la campiña cercana a la pequeña población de Rieti en un invierno, y la Navidad de ese año lo sorprendió en la ermita de Greccio; y fue ahí donde tuvo la inspiración de reproducir en vivo el misterio del nacimiento de Jesús. Construyó una casita de paja a modo de portal, puso un pesebre en su interior, trajo un buey y un asno que les prestaron los vecinos del lugar e invitó a un pequeño grupo de gente a reproducir la escena de la adoración de los pastores.

El misterio de la navidad representado en el pesebre era indispensable en todas las casas. Esta tradición ha pasado de padres a hijos, como la labor que realizan los artesanos que, empleando los materiales más sencillos crean una magia que no se pierde a pesar de los años.

¡Hasta la próxima..!
------
jailo38@yahoo.com.mx
www.costachicanuestra,blogspot.com

jueves, 17 de diciembre de 2009

Profr. Luis A. Gil Carmona

(Maestro y gestor social)

JAIME LÓPEZ JIMÉNEZ

Luis Agustín Gil Carmona.- Nació el 12 de octubre de 1916, en Ometepec, Guerrero; siendo sus padres Filogonio Gil Vázquez y Zenaida Carmona Evaristo. Tuvo cinco hermanos: Eloina, Saturnina, Florencio, Enrique y Josefa. Contrajo matrimonio en el año 1937 con la profesora Concepción Quezada Vázquez, procreando a cinco hijos de nombre: Santiago, María, Melesio, Yolanda, y Reyna de los Ángeles.

Realizó sus primeros estudios en el Colegio “Verbo Encarnado” y los concluyó en la Escuela Real, hoy “Vicente Guerrero”, en su ciudad natal; para continuar su preparación en la ciudad de Chilpancingo, Gro.

En 1930, Luis A. Gil Carmona se inició como maestro rural estatal, comisionado En Quetzalapa, municipio de Igualapa, Gro; fungiendo posteriormente con el mismo cargo en las poblaciones de Cuajinicuilapa y Huixtepec.

En 1937 fue nombrado director de la escuela de su tierra natal, donde organizó a los jóvenes y locatarios del mercado municipal. Con la misma categoría en 1940 fue cambiado a Azoyú, Xochistlahuaca y Ayutla. El año de 1956, regresó a la Escuela “Gral. Vicente Guerrero” de Ometepec.

En 1968, se tituló como profesor normalista en el Instituto Federal de Capacitación del Magisterio; y recibió el título de licenciado en educación básica por la Universidad Pedagógica Nacional, en 1995.

En 1974, recibió el nombramiento como inspector escolar, de la Zona 13 en Ometepec, Gro. En 1987, se le nombró Jefe del VI Sector de Educación Primaria, en la región Costa Chica. En 1988 es nombrado Jefe del Sector XII de educación primaria, controlando 10 supervisiones.

OBRAS REALIZADAS.- A Iniciativa suya, se construyó un sinnúmero de edificios escolares, supervisiones, aulas, canchas deportivas, brechas, puentes, palacios municipales, campos de aviación, sistemas de agua potable, mercados, etc. Obras realizadas principalmente en las comunidades rurales.

CARGOS ADMINISTRATIVOS Y POLÍTICOS.- Juez del Registro Civil; Instructor del Servicio Militar Nacional; Delegado Distrital del Registro Nacional de electores; Delegado de los Censos Nacionales; Agente del Ministerio Público del Fuero Común; Regidor del Ayuntamiento Municipal. Dentro de las filas del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación: Delegado Nacional y Estatal; Secretario General y otros cargos de gestión sindical.

RECONOCIMIENTOS Y DISTINCIONES.- Ha recibido un total de 62 notas laudatorias, 7 notas de felicitaciones, 25 constancias de diversas actividades, 30 diplomas y 16 reconocimientos; entre ellos recibió la Medalla “Ignacio Manuel Altamirano”, diploma de honor y estímulo económico otorgado por el C. Presidente de la República, por sus 50 años de servicios en el magisterio. Además, la condecoración “Juan N. Álvarez”, por los servicios prestados al Estado de Guerrero y a sus habitantes, otorgada por el C. Gobernador del Estado.

ESCUELAS FUNDADAS.- Fundó la Escuela Prim. “Revolución Mexicana” de Ometepec; y en las comunidades de Agua Fría, La Catalina, La Libertad, La Guadalupe; y el módulo de la U.P.N., Esc. Secundaria para trabajadores “Francisco Figueroa”; Esc. Prim. “Isaías Vázquez Añorve”; Esc. Prim. “Mauro Reyes Vera”; Esc. Prim. “Jaime Torres Bodet”, todas ellas en el municipio de Ometepec. Además, en el municipio de Igualapa: las escuelas primarias de Tepatahuac; Col. Enrique Rodríguez y La Reforma. Así también la Esc. Prim. “Iraís Rivera Garibay”, de Marquelia, Gro.

GESTIÓN SOCIAL.- Gestionó el aumento del jornal para los peones indígenas en la zona amuzga; dotación de tierras ejidales en la época del reparto agrario; instalación de Agencias de Correos y Servicios Telegráficos; Introducción del sistema de agua potable; escritorios públicos y centros de alfabetización; comunicación telefónica rural; mercados municipales, desayunos escolares, etcétera.

Actualmente sigue al frente del Sector XII, de Educación Primaria en la Costa Chica.

¡Hasta la próxima..!
------
jailo38@yahoo.com.mx
www.costachicanuestra.blogspot.com

martes, 15 de diciembre de 2009

martes, 8 de diciembre de 2009

El Plantel 9 del Cobach cumple 25 años

ALUMNOS fundadores, maestros, administrativos
y alumnado en general, acompañados por el primer
director y la directora actual.


En el marco de los festejos de sus 25 años, el Plantel numero 9 de Ometepec del sistema Cobach, organizó una serie de eventos que encabezó su directora licenciada Iliana Luna Vázquez.


Fue el día 2 de diciembre a las 4 de la tarde, cuando se reunieron en la sede del plantel tanto la directora como el personal académico, docentes, auxiliares y alumnos, para realizar el primer evento que consistió en la develación de una placa conmemorativa, adquirida y colocada por los ex alumnos que pertenecen a la primera generación 1984-87.


Esta placa fue develada por la licenciada Iliana Luna Vázquez, actual directora de la institución, y el licenciado Jaime López Jiménez primer director y fundador del plantel 9. En este acto hicieron uso de la palabra estas dos personalidades, acompañadas de la música de viento y las clásicas porras de los alumnos fundadores.


Posteriormente se realizó un desfile desde la tienda del ISSTTE, hasta la Plaza Cívica frente a Palacio Municipal donde se desarrolló un programa cívico cultural. En el trayecto del desfile se incorporaron ex directores, ex alumnos, catedráticos, personal administrativo y alumnos del plantel; sin faltar desde luego, los carros alegóricos donde lucían sus bellezas las candidatas a Señorita Cobach 2009, apoyadas desde luego por sus porras y compañeros de grupo.

En el desarrollo del programa se escucharon los mensajes de la actual directora y del director fundador, así como la presentación del Club de Danza que fue de los ex alumnos de la primera generación.

LA SEÑORITA Bachilleres 2009 Quetzali
Guillén Jiménez, acompañada del Lic. Jaime
López Jiménez.

Así también se realizó una pasarela de las candidatas a Señorita Cobach, luciendo trajes típicos, como bellos vestidos de quince años; habiéndose elegido en ese acto a la Señorita Simpatía que fue la alumna Quetzali Guillén Jiménez, misma que en el concurso final logró ser seleccionada por el Jurado Calificador como Señorita Cobach 2009.

Para concluir estos festejos, se partió un simbólico pastel, por la directora en turno y el director fundador. ¡Felicidades!